Captura de pantalla 2014-12-23 a la(s) 17.50.24

El 4 de Diciembre se realizó la jornada « Protections versus Sociétés. Amérique Latine XIX-XXème siècles » en la École des Hautes Études en Sciences Sociales, instancia en la cual realizó una presentación el investigador de LaPSoS, Álvaro Jiménez Molina. La jornada tenía por objetivo reflexionar en torno a la historia y presente de la protección social en América Latina, con el fin de profundizar sobre las reformas de la seguridad social y la introducción de programas de privatización en la región. En esta oportunidad se discutieron los casos de Brasil, Argentina, Colombia y Chile.

En este contexto, Álvaro presentó sobre la relación entre protección social y salud en Chile a partir del debate que ha generado el reciente informe de la “Comisión asesora presidencial para la reforma del Sistema privado de Salud”. Su argumento se centró en el hecho de que los sistemas de salud de los países son en gran parte el reflejo de la arquitectura del Estado social. En este sentido, para

Álvaro no se trata sólo de un problema de administración de recursos, sino de maneras particulares de combinar lo privado y lo público, de relacionar Estado-mercado-individuo, y de representarse las maneras de hacer sociedad. Durante su presentación, Álvaro expuso sobre la estructura del Estado subsidiario chileno y cómo su funcionamiento institucional y social se refleja en el actual sistema de salud, enfatizando que el esquema de gasto caracterizado por un bajo gasto público y un alto gasto de bolsillo es una de las principales causas de la desigualdad en salud en Chile.

En torno a los objetivos de su presentación, Álvaro agrega: “El sistema de salud chileno es lo contrario a un sistema fundado sobre los principios de seguridad social. Lo interesante de esta discusión desde un punto de vista sociológico es que está atravesada por tensiones sociopolíticas que se enmarcan en un sistema de ideas y valores propio a la sociedad chilena, tal como la discusión sobre el Obamacare en Estados Unidos estuvo atravesada por las tensiones del liberalismo norteamericano o la discusión sobre las políticas de austeridad que reducen el gasto en salud están atravesadas por la crisis del republicanismo en Francia. En este debate está en juego algo más abstracto que el modelo de aseguramiento o financiamiento de la salud, pero también algo más concreto que una determinada forma de entender la justicia o la igualdad.

Lo que está en juego es finalmente el sentido de la protección social, la solidaridad y los derechos sociales. Creo que el actual debate en Chile sobre educación o salud muestra que nuestros juegos de lenguaje responden a una lógica privatizada de los derechos sociales. O para decirlo de otro modo, demuestra que aún no hemos aprendido a hablar ese lenguaje”.